Desde los Servicios Técnicos Municipales se ha procedido a tapar un pozo de unos 60 centímetros de profundidad que se encontraba en una propiedad privada, lindante a la zona verde del Barranc dels Chorros.

Se trata de un registro de alcantarillado anulado que, aunque no es mucha profundidad, contenía escombros que podrían representar un peligro y, por ello, se ha sellado con una tapadera de hierro.

Pin It on Pinterest

Share This