• ca
  • es
Inicio » Turismo » Sitios de Interés » Museo Etnológico y Arqueológico » Saber más sobre…

Saber más sobre…

  • Almazareros: EL OFICIO DEL ACEITE

    207
    205

    El olivo era el árbol más arraigado al paisaje de Callosa, siendo una pieza clave de la economía agrícola del pueblo y de la comarca de la Marina Baixa. Durante siglos y hasta tiempos contemporáneos, la obtención del aceite a penas ha cambiado. La elaboración se divide en tres fases: moler las aceitunas, prensar la pasta y separar el aceite por decantación.

    Había diversas calidades de aceite:

    • El torronet, era el primer aceite que se obtenía, sin demasiada calidad.
    • El aceite virgen, el de mejor calidad, obtenido de la primera prensada.
    • El aceite repremut, de más baja calidad que el anterior, obtenido de la segunda prensada a la que se añadía agua caliente.

    En Callosa había cinco almazaras en las cuales cuatro funcionaron hasta finales del de los años 1952-1953.

    En estos años dos de ellas se modernizaron con la introducción de una prensa hidráulica, Sólo la almazara situada en la calle Sant Vicent estuvo en funcionamiento hasta el año 1992.

  • Apicultores: EL OFICIO DE RECOLECTAR LA MIEL

    199
    198

    La producción de la miel en nuestra comarca ha existido desde tiempos remotos, aún presente en el recuerdo de todos nuestros mayores. La mejor zona para los paneles era la solana.

    En Callosa, al apicultor se le conoce como colmenero. La recolección de la miel requiere de elementos especializados que ayudan a ahuyentar a las abejas y extraer la miel de los panales, así como indumentaria especial de protección contra las picaduras.

    En nuestras tierras apreciamos, básicamente, tres tipos de miel:

    • La miel de azahar: producida en la zona costera de naranjas, en primavera.
    • La miel de romero: más propia del interior montañoso, recogida a finales del invierno o principios de la primavera.
    • La miel de níspero: incorporada en la actualidad gracias a la proliferación del cultivo de este fruto.
  • Los pesos y medidas

    203
    201

    Antes de la implantación del actual sistema métrico decimal, en los pueblos se utilizaban diversos pesos y medidas, fundamentales para cualquier lonja o mercado, ya fuese de grano o de pescado.

    El sistema de trueque, que regía en las sociedades rurales, buscaba equidad y objetividad en las transacciones con el empleo de unidades e instrumentos de medida. Unidades que se han empleado en los intercambios de nuestros antepasados secularmente y para nosotros en desuso y desconocidas.

    Existían diferentes tipos de medida: de superficie, de áridos y de grano, de líquidos y de longitud. Para la medición de pesos, desde la romanización de la península, de han empleado dos tipos de balanza: la de brazos iguales con platillos y un sistema de pesas y la de brazos desiguales o romana.

    El instrumento más utilizado para pesar en las transacciones fue la romana. Las había de diferentes estilos, con o sin platillos. Mientras que en las abacerías se utilizaba la balanza. Sin embargo la mayor parte de los productos se vendía por capacidad, debido a que era más sencillo, rápido y a su vez, se prestaba menor fraude.

Comparteix a les xarxes socials...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn