Callosa d’en Sarrià exige al Gobierno de España rebajas en los módulos de IRPF del níspero

*El Ayuntamiento pide además que la rebaja tenga un carácter permanente para que no tenga que ser revisada cada año

La Corporación Municipal al completo acordó en la sesión plenaria de ayer reclamar al Gobierno de España la reducción permanente del índice de rendimiento neto de los módulos del IRPF de las producciones de níspero hasta ajustarlo a la realidad del sector. Asimismo, se acordó exigir al Ministerio de Hacienda que, de manera provisional, modifique el sistema de revisión de los módulos de IRPF del níspero para evitar que los cálculos tengan en cuenta varios ejercicios fiscales anteriores, y sólo sea contabilizada la última campaña.

 

Con el inminente inicio de la campaña del níspero, el equipo de gobierno local elevó ayer a Pleno dicha moción, basada en un informe elaborado por la Cooperativa Agrícola de Callosa d’en Sarrià, Ruchey.

 

En la actualidad, los agricultores cotizan a las arcas públicas a través del sistema de estimación objetiva, que establece módulos generales para cada tipo de producción. Un sistema que es revisable de manera circunstancial por causa sobrevenidas, tales como inclemencias meteorológicas que afecten a la producción, a la calidad de la misma y a su comercialización. No obstante, este sistema de reducción de módulos no ataja el problema en su conjunto, que no es otro que la diferencia entre el módulo fijado por la autoridad fiscal competente y la realidad del sector agrícola.

 

Así, según señala el informe aportado por la Cooperativa Ruchey, el cultivo tradicional del níspero de Callosa d’en Sarriá ha entrado en decadencia y corre peligro de extinción, ya que en los últimos 19 años la evolución de la producción del cultivo del níspero ha descendido en torno al 41%.

 

En este sentido, el informe incide en que se ha de tener en cuenta que el níspero es un fruto que requiere una gran cantidad de mano de obra y mucha especialización en las tareas agrícolas, ya que es un cultivo muy artesanal. Todo ello se traduce en un elevado coste de producción.

 

Según expone el informe, el periodo de recolección del fruto, en esta zona, y en condiciones climáticas normales, puede suponerle al agricultor entre 40 ó 50 días, desde sus parcelas más precoces hasta las más tardías.  Esto trasladado a la entidad comercializadora, pueden suponer unos 70/80 días con unos máximos de entrada que abarcan 20 días, donde se recolecta el 60% de la producción total. Los costes de producción del cultivo van repartiéndose a lo largo del ciclo del mismo, teniendo un efecto multiplicador en términos de gastos que soportan los productores. Así, la brecha entre el índice del níspero en estimación objetiva y el beneficio real que obtienen los agricultores es cada vez mayor.

 

Por todo ello, mantener un índice de IRPF del 0,37% actual, es un agravio comparativo con respecto a los demás productos hortofrutícolas, que supone una pérdida de competitividad y el abandono constante del cultivo.

 

Desde la Administración local se exige por ello la reconducción de esta situación para mantener vivo el cultivo por cuestiones de empleo y economía de la comarca, así como por cuestiones paisajísticas y medioambientales.

 

El alcalde, Josep Saval, ha vuelto a insistir como en cada campaña que es necesaria una rebaja de al menos el 50% y que dicha rebaja tenga un carácter permanente para que no tenga que ser revisada cada año, dados los elevados costes de producción del cultivo del níspero.

 

Igualmente, la concejala de Agricultura, Lumi Puigcerver, ha destacado “la constante reducción de la rentabilidad en las explotaciones del níspero en las últimas dos décadas por factores como la sequía que trae como consecuencia el aumento del precio del agua, el coste de la energía, las trabas burocráticas y la competencia intra y extra comunitaria”. Asimismo, Puigcerver ha señalado que también se reduce la rentabilidad por “las reiteradas inclemencias meteorológicas que suponen temporada tras temporada dificultades añadidas al sector, ya que se trata de un fruto muy vulnerable. Esto hace que los sistemas de tributación que no se actualizan se conviertan en elementos que restan competitividad, rentabilidad al productor y un paulatino abandono de la actividad”.

 

 

 

 

Finalizan las obras del nuevo azud de Rutxei

(Fotos: Nuevo azud de Rutxei)

*Las obras, junto a la reparación de la balsa de Onaer, se engloban dentro de las ayudas de urgencia de la Generalitat por las lluvias de 2017

Las obras del nuevo azud de Rutxei ya han finalizado tras los últimos trabajos que han perfilado este gran proyecto que beneficiará a la agricultura callosina. “El nuevo azud ha sustituido al anterior, que se encontraba en muy mal estado como consecuencia del temporal de lluvias de enero de 2017 y redundará en un mejor aprovechamiento de los recursos hídricos”, ha señalado la edil de Agricultura, Lumi Puigcerver.

(Fotos: Nuevo muro de contención de la Balsa de Onaer)

La edil ha recordado que las obras han sido financiadas por la Conselleria de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural, ya que se engloba dentro del millón y medio que destinó como ayuda urgente por las lluvias de enero de 2017 y que incluía, además del azud de Rutxei, la reparación de la Balsa de Onaer, la conducción de la Font Major y la instalación de un sifón en el riego del Margequivir. Obras que también están concluidas.

 

En el azud de Rutxei, situado en el entorno de la partida Botisant, confluyen las aguas del río Guadalest y las de la tubería del Consorcio de Aguas de la Marina Baixa que viene del pantano de Guadalets, y que abastecen a los riegos de Rutxei, Piquero, Algepsa y Esperit Sant.

 

Las obras de la Conselleria se han completado con una inversión de la Comunidad General de Regantes de Callosa d’en Sarrià, en la que se integra el Ayuntamiento como usuario, que ha consistido en la instalación de una caseta para proteger las válvulas de bombeo que regulan el flujo de agua. Asimismo, en los próximos días se instalará una valla para reforzar la protección de la instalación.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El Pleno Municipal aprueba por unanimidad una moción en defensa del sector cítrico valenciano

El Pleno celebrado ayer aprobó por unanimidad una moción por la que se  instará al Gobierno Central a que con carácter urgente solicite a la Comisión de la Unión Europea la aplicación de la cláusula de salvaguardia del artículo 34 del Acuerdo de Asociación Económica de la Unión Europea con las Comunidades de estados de África del Sur que contempla la interrupción de las importaciones si se originan perturbaciones en un sector económico que produce productos similares.

 

Asimismo, la aplicación de las medidas contempladas en la moción servirá para que no se importen cítricos de África del Sur sin garantías, evitando así el contagio de plagas a la producción autóctona.

 

Asimismo, se insta a que se agilicen los trámites para facilitar a las Organizaciones de Productores la retirada de 250.000 toneladas de cítricos del mercado en fresco, dotando con suficiente presupuesto a los programas operativos destinados a tal medida. Y que se genere una partida presupuestaria suficiente para la retirada de cítricos del mercado en fresco de aquellos agricultores no pertenecientes a ninguna Organización de Productores.

 

Por otro lado, ante el requisito de Subdelegación de Gobierno de Alicante de anular el acuerdo plenario sobre la aplicación de la Relación de Puestos de Trabajo del Ayuntamiento de Callosa d’en Sarrià, el Pleno Municipal aprobó ayer la suspensión cautelar de la aplicación de la RPT en espera de cómo se desarrollen las negociaciones que se llevarán a cabo próximamente entre el Ayuntamiento y la Subdelegación de Gobierno.

 

La moción se aprobó con los votos favorables del equipo de gobierno de Compromís, el PP y la edil no adscrita, Montserrat Romeu. El PSOE y la concejala no adscrita Mari Carmen Mascaró votaron en contra.

Callosa d’en Sarrià dará la bienvenida al año nuevo con gajos de clementinas en apoyo al sector citrícola valenciano

Este año para hacer visible la preocupante situación de la citricultura valenciana, en Callosa d’en Sarrià, el Ayuntamiento repartirá bolsitas con doce gajos de clementina valenciana para las campanadas de la noche de Fin de Año de la Plaza de España y conectará con À Punt.

Desde el Ayuntamiento invitamos a los callosinos y callosinas a que desde sus hogares hagan lo mismo. Desde el Consistorio se ha trasladado que su intención no es la de perjudicar la uva del Vilanopó, que también necesita su impulso, pero se considera que ahora la situación de las clementinas es crítica y hace falta que se hagan gestos simbólicos para que el Gobierno de España actúe.

 

En este sentido, mañana el gobierno local de Compromís elevará a Pleno una moción para instar el Gobierno de España a que presione a la Unión Europea para solucionar la grave situación que está sufriendo el sector citrícola valenciano a causa de las importaciones, con condiciones de absoluta competencia desleal, procedentes de Suráfrica, según se expone en la moción.

Finaliza el conjunto de obras para paliar los daños del temporal de lluvias de 2016

*Las dos últimas actuaciones corresponden a  la reparación del camino Sacos-La Rabossa y la reposición del margen de piedra de la partida Fondo

*Estas obras llevadas a cabo en el municipio están subvencionadas por la Generalitat Valenciana

Ya se han finalizado las dos últimas actuaciones que quedaban pendientes de acometer dentro de las obras englobadas en el plan de ayudas de la Generalitat Valenciana para paliar los daños producidos por las fuertes lluvias de noviembre y diciembre de 2016.

 

Las dos últimas actuaciones que acaban de ejecutarse corresponden a la reparación del camino Sacos-La Rabossa y la reposición del margen de piedra de la partida Fondo.

 

Estos trabajos se suman a otras once actuaciones llevadas a cabo en el municipio como son la reposición del firme del camino Margequivir y arreglo de los márgenes, la reposición del firme del camino ‘El Raboset’, la limpieza del firme del camino ‘El Cutxeret’, la reposición de las barandillas del puente ‘Ascoletja’, la retirada de tierras y limpieza del camino ‘Pinar’, la reparación de la rotura de la tubería de agua de la Font els Peixets y el arreglo de los márgenes, la reposición del margen de piedra de la Partida Font, refuerzo del puente principal de las Fuentes del Algar y reposición de las barandillas, la reparación  de las filtraciones en el Museo Etnológico, la reparación del techo de la Biblioteca Municipal y la apertura de varios caminos con máquina excavadora.

 

La subvención por parte de la Presidencia de la Generalitat Valenciana para el conjunto de estas obras asciende a un total de 33.516,09 euros.

 

Desde el Ayuntamiento se ha agradecido al Consell las ayudas recibidas para paliar los daños por el temporal de lluvias sufrido durante noviembre y diciembre de 2016 y enero de 2017. De hecho, a los 33.516,09 euros recibidos para paliar los daños de las lluvias del 2016, se suman un total de 37.949,36 euros para paliar los daños de las lluvias de enero de 2017, por el que se intervino en el camíno Onaer-Margeve, en el saneamiento de la Urbanización Santa Clara, la reparación de los socavones del camino dels Clots, la reparación de la acequia en la ‘Grava’ (Partida Fondo) y la recogida de aguas que hay  en el barranco del parking de los Pisos Rojos. Además la Conselleria de Agricultura como ayudas de urgencia aportó a Callosa d’en Sarrià 1,5 millones para la reparación de la Balsa de Onaer, la conducción de la Font Major, así como la construcción del azut de Rutxei y un sifón en el riego del Margequivir.

 

Cabe recordar que las fuertes lluvias de estos años produjeron daños en Callosa d’en Sarrià por valor de más de 9 millones de euros, afectando a sistemas de riego, infraestructuras hidráulicas, caminos rurales, edificios e instalaciones municipales, fincas agrícolas y viviendas.

 

Els Colors de la Terra atrae a cientos de personas en torno a las tradiciones agrícolas y artesanales valencianas 

Cientos de personas han visitado este fin de semana la tercera edición del festival de agricultura, artesanía y tradiciones de Callosa ‘Els Colors de la Terra’. Un año más la plaza del Llaurador se convirtió en el escenario elegido para albergar a cerca de medio centenar de expositores en los que se ofreció una amplia variedad de productos autóctonos.

La edil de Agricultura y Comercio, Lumi Puigcerver, ha hecho un balance muy positivo de un festival que ha reunido a numerosos agricultores, artesanos y empresas de Callosa y de otros lugares de la comarca y de la comunidad. “Els Colors de la Terra ha conseguido atraer en su tercera edición a cientos de personas que han disfrutado de una amplia oferta de productos tradicionales y de una programación de actividades que ha hecho las delicias de todos”. “Con este nuevo éxito –ha manifestado- esperamos haber consolidado una cita con la que pretendemos ensalzar las tradiciones agrícolas y artesanales de nuestro pueblo y dinamizar el municipio durante dos días”.

Durante el sábado y el domingo se han celebrado degustaciones, talleres y juegos para los más pequeños, charlas, muixerangas, un trail y diversas actuaciones musicales. Un amplio programa de actividades y de expositores que tuvieron como principal objetivo impulsar y poner en valor la producción agrícola de Callosa y comarca, el comercio de proximidad, la artesanía, así como las tradiciones valencianas.

 

La edil Lumi Puigcerver ha felicitado a los organizadores, empresas colaboradoras, patrocinadores, trabajadores municipales y a todas aquellas personas en general que se han implicado en la celebración de evento y lo han hecho posible un año más.

Pin It on Pinterest